Trabajo Multidisciplinar Y Visión Holística de la Salud (parte 2)

Trabajo Multidisciplinar Y Visión Holística de la Salud (parte 2)

Trabajo Multidisciplinar Y Visión Holística de la Salud (parte 2)

 

¿Qué aporta el trabajo multidisciplinar?

Antes que nada, ¿qué es ese tipo de trabajo? Tradicionalmente, hace muchos años, cuando nos sentíamos enfermos, acudíamos a un médico general y éste nos derivaba a un especialista si lo veía necesario. El médico escribía un “volante”, una especie de mensaje volador que debía llegar al siguiente médico en la cadena. Sin embargo, tras leerlo el especialista, ahí se solía acabar la colaboración entre profesionales. Por supuesto, el mensaje, aunque críptico, contenía una información técnica que podía requerir el profesional. Dicha información, de común, podía ser comprendida por el médico y no necesariamente por el paciente. La persona se mostraba pasiva en su proceso de salud: un “paciente”.

Con el tiempo, la colaboración entre profesionales ha ido en aumento en la medicina. En muchos hospitales actuales la organización de los especialistas médicos promueve las reuniones y supervisiones de casos, donde varios médicos siguen a un mismo paciente y se coordinan para producir sinergias entre ellos. Esto ha aumentado enormemente la velocidad del diagnóstico y la fiabilidad de los tratamientos. Se echa de menos, sin embargo, una mayor colaboración con profesionales ajenos a la medicina, así como una mayor implicación de los usuarios en su propio proceso de salud. Todavía son pacientes.

En los Servicios Sociales de muchos países occidentales y en vías de desarrollo aplican una metodología no sólo de coordinación de equipo, como los médicos, sino de trabajo en red. Es decir, el equipo de psicólogos y trabajadores sociales se intentan coordinar con otros profesionales como médicos, educadores o jueces, así como con las familias de los usuarios. La falta de medios inherente al sistema social es, en parte, minimizada con coordinación y colaboración. Sin embargo, los sistemas políticos pueden tanto facilitar como dificultar hábilmente dichas iniciativas. Como consecuencia nefasta, se ha instalado de forma endémica una cierta pasividad ante la saturación y los obstáculos administrativos dentro de muchos servicios sociales de algunos países. Sin embargo, cuando las iniciativas logran la cooperación de todos los miembros clave del sistema (gobernantes, Servicios Sociales y usuarios) la posibilidad de éxito aumenta tremendamente. Este ejemplo pone en consideración una idea que no se suele tener en cuenta coloquialmente en salud: los factores políticos y sociales son de suma importancia en una buena salud comunitaria y de un país.

Por tanto, el trabajo multidisciplinar incluye la colaboración de profesionales, ya sean del mismo campo, como de disciplinas y áreas diferentes. Esta metodología aumenta exponencialmente las posibilidades de éxito en los objetivos marcados, ya sean en salud, sociales, educativos o científicos, entre otros campos.

 

¿Qué supone el Trabajo Multidisciplinar Holístico?

Básicamente supone un cambio de visión y un cambio metodológico efectivo, teniendo en cuenta las diferentes áreas, de los profesionales y entornos que afectan a la salud de la persona. Dichos cambios ayudan en la intervención para fomentar el empoderamiento del Ser Humano en su Proceso de Salud. Empleo “empoderamiento”, una palabra proveniente del inglés “empowerment”, castellanizándolo, pues no tenemos en nuestra lengua un término similar.

A partir de aquí vamos a ponernos un poco más técnicos. Pero no demasiado, ya que sólo es una introducción conceptual.

El trabajo multidisciplinar holístico alberga dos grandes áreas. Una es la terapéutica y la otra la promoción de la salud.

Las terapias incluyen todas las disciplinas reconocidas en salud. Sobre cuáles no están y deberían estar no entraré, pues no es el objetivo de éste artículo. Sí diré que los terapeutas deben conocer tanto los límites como los puntos fuertes de sus disciplinas. Saber qué aporta su terapia o hace mejor que otras, además de qué hacen mejor las demás es fundamental para poder colaborar con otros profesionales. También resulta imprescindible afianzar las mejoras de salud con cambios en el entorno del enfermo, como vemos a continuación.

La Promoción de la Salud es prevención de enfermedades y malos hábitos, así como fomentar los buenos hábitos que aseguran un mejor estado de salud general y bienestar. Incluiría:

-Educación sobre los beneficios de un estilo de vida saludable y una alimentación equilibrada.
-Estilos de vida saludables: deporte, vida social, descanso adecuado, alimentación equilibrada, Feng-Shui (entorno de nuestro hogar, liberarse de toxinas, limpieza ecológica, silencio, etc).
-Actividades saludables (Yoga, Tai-Chi, Biodanza, Meditación, Creatividad artística, pasear, deporte, ocio, etc).

Supone, en definitiva, llevar el holismo a nuestra vida. No tenemos que seguir ninguna doctrina. Sólo comprender que los seres humanos estamos más sanos cuanto más felices e integrados estamos con otros seres humanos y la naturaleza. Requiere una mayor consciencia y toma de decisiones importantes. Discriminar qué necesitamos y qué no.

Los entornos en los que el Trabajo Multidisciplinar Holístico interviene son muy variados, ya que todos y cada uno afectan a la salud de las personas. Ejemplos son:

-Familiar: La familia nos marca y, al crear la nuestra, marcamos a nuestros hijos. Supone el mayor modelo que nos hará ver e interactuar en el mundo. Incluso rechazando ese modelo, estamos influenciados por él.
-Social: La sociedad es tan sumamente compleja que es imposible no relacionarla con nuestra salud.
-Laboral: El trabajo, tanto un medio de vida como uno de los mayores estresores que existen. Como dijo Maslow, puede ayudarnos en la realización personal.
-Educativo: El ámbito educativo abarca buena parte de nuestra juventud o toda la vida. Educar es fundamental, pero más todavía cómo hacerlo.
-De ocio: El ocio es cada vez más importante y determinante en qué tipo de hábitos de salud mantenemos. El impacto de las nuevas tecnologías es cada vez mayor.
-Vecinal/Local: Nuestros vecinos, nuestro pueblo puede ser una fuente de apoyo social o de problemas. No podemos ignorarlo.
-Organizacional/Ciudadano/Político: Cada vez más las iniciativas ciudadanas que promueven cambios de consciencia y sociales. Las organizaciones son un “micromundo” en sí mismo. Además, todos sentimos en nuestro bolsillo, nuestras conversaciones, nuestra indignación social o nuestra esperanza en el día a día el influjo de los gobiernos, ya sean locales, nacionales o internacionales.
-Medioambiental: Ya hace décadas que es un asunto global. Hay contaminación. La ignoremos o no, nos afecta a todos.
-Virtual (internet): ¿Hay una vida después de la vida? No lo sé. Pero sí hay otra vida dentro de esta vida. Cada vez ocupa más de nuestro tiempo real. Y en el futuro esto puede multiplicarse. Por tanto, también afecta a nuestra salud descuidar la vida real. Los videojuegos, los chats, las mal llamadas “redes sociales”, las amistades que sólo contactamos mediante la tecnología… sólo es el comienzo de algo que va a más.

 

Las organizaciones y profesionales coordinados y en red en pro de la salud pueden provenir de ámbitos antes no relacionados:

-Terapeutas: médicos/as, psicoterapeutas, terapeutas alternativos, medicinas naturales, etc.

-Comunicadores: periodistas y otros profesionales de los medios de comunicación.

-Educadores: maestros/as, profesores/as, pedagogos/as, educadores/as, entrenadores/as, etc.

-Agricultores/as, ganaderos/as, pescadores/as y productores/as ecológicos en general.

-Productores/as manufactureros sostenibles: artesanos/as, fabricantes, ingenieros/as, arquitectos/as, constructores/as, etc.

-Organizaciones de Economía Humanizada o del Bien Común, de moneda local, bancos del tiempo, cooperativas de servicios y otros movimientos ciudadanos basados en economías locales sostenibles y ecológicas.

Los comunicadores tienen una función fundamental en la promoción de la salud, así como los educadores. Los productores contraen una gran responsabilidad en hacer sostenible el medioambiente y fomentar los hábitos saludables de alimentación y consumo. Pero es la ciudadanía la que puede asentar todos los avances, exigir cambios sociales y políticos y apoyar a las comunidades a fomentar sistemas económicos y sociales sostenibles y respetuosos con los derechos humanos y el entorno ecológico. Vaya, ¿había comentado que “todo está relacionado con la salud”? Bueno, quizá no exageré tanto.

 

Un repaso a los Tipos de Trabajo Multidisciplinar:

  • En Red: La comunicación y coordinación con profesionales o instituciones de otros entornos: Servicios Sociales, Colegios, Servicios Médicos, Justicia, Entorno Familiar, etc.

 

  • Multidisciplinar: coordinación y colaboración entre profesionales de un ámbito concreto. Es decir, entre profesionales de diferentes disciplinas o especialidades. Por ejemplo: el médico familiar, un médico especialista y un psicoterapeuta. O un abogado, un juez y un fiscal. O el tutor de un alumno, otro profesor y el psicopedagogo del colegio. La colaboración puede incluir reuniones de trabajo para coordinar el caso.

 

  • Multidisciplinar Holístico: Aunque los dos anteriores se pueden combinar también, el Trabajo Multidisciplinar Holístico, no sólo combina el trabajo en Red y el Multidisciplinar, sino que aplica una visión Holística. Por tanto, puede incluir a profesionales de disciplinas más amplias como los terapeutas alternativos y las medicinas naturales, organizaciones ciudadanas y combinarse con sistemas de pago en monedas locales o por intercambio de servicios, ampliando enormemente su área de influencia, su impacto sobre la salud de las personas y adaptarse a una realidad social y personal mucho más realista y sostenible. Supone siempre implicar a los usuarios en el proceso de salud, así como proporcionarles libertad e información para su autonomía. Es una revolución en la forma de trabajar actualmente.

Podríamos decir que la Salud Holística supone tener en cuenta la interacción de todos esos factores y tomar las riendas en nuestras decisiones sobre los mismos. Consciencia y empoderamiento van unidos. Recuperar la responsabilidad y la autonomía, si lo preferimos, es una decisión nuestra.

 

Autor: Javier Ferrando Esteve

(En la siguiente y última entrega veremos vías para fomentar el Trabajo en Salud Holística y los objetivos finales. Gracias por vuestro interés)