Trabajo Multidisciplinar Y Visión Holística de la Salud (parte 3)

Trabajo Multidisciplinar Y Visión Holística de la Salud (parte 3)

Después de sentar una base conceptual sobre la que entendernos, no podemos dejar de preguntarnos cómo se pone en práctica una visión holística de la salud.

¿Cuáles son las vías para fomentar el Trabajo en Salud Holística?

Hablaríamos de dos: una colectiva y otra individual. Ambas fundamentales y complementarias.

- De los profesionales a los entornos: Los profesionales tenemos una gran influencia en nuestra área de trabajo y en las personas a las que servimos. Nuestro asesoramiento, además de nuestra profesionalidad, tendrá un gran impacto. Hay profesiones, en concreto, cuyo impacto es enorme. Colaborar es una opción que genera beneficios tanto a los usuarios como a los profesionales. No actuar, también es una influencia.

 

- Del individuo a su entorno: Las personas podemos empoderarnos en nuestro proceso de salud informándonos y cambiando nuestros hábitos. Cambiar nosotros, facilita el cambio de las personas con las que nos relacionamos, ya que somos parte del entorno de otras personas. Hijos, amistades, familiares, compañeros… todos se verán influidos.

 

Como profesional de la salud puedo ver día a día cómo los casos donde se pueden establecer sinergias con otros profesionales e instituciones y donde prevalece la cooperación, las personas se ven mejor atendidas y motivadas, comprobando antes los buenos resultados. Sin embargo, esta mejora aumenta exponencialmente cuando los y las clientes son personas implicadas, informadas, que ejercen su poder y libertad en confianza y colaboración con los profesionales implicados.

 

Por el contrario, cuando nuestro trabajo choca con la visión individualista, competitiva o corporativa de otros profesionales, así como con el recelo, la desconfianza, la búsqueda de control o la dependencia de algunos usuarios y usuarias, el proceso tiene menores garantías de prosperar, así como muchas menos expectativas de alcanzar las metas más deseables.

 

Objetivos Finales.

 

Para terminar, agradeciendo la paciencia de leer este artículo, concretaré los que creo que son los objetivos finales del trabajo multidisciplinar holístico en salud:

 

Primero permitir y fomentar el empoderamiento del Ser Humano en su proceso de Salud. Es decir, tanto que se responsabilice, como que influya en su entorno inmediato para mejorar las condiciones que fomentan su salud y la de los demás. No hay duda que si más y más personas cambian sus hábitos, la sociedad entera será más saludable y ayudará a que otras personas se empoderen y mejoren su salud.

 

Y, por último, que no menos importante, crear entre todos y todas una Red Social de Salud: Si más profesionales y personas se conciencian, las interacciones y sinergias que se puedan producir entre usuarios y usuarias, las organizaciones y sus entornos, lograrán que el impacto en nuestra salud sea mucho mayor. El y la profesional que se adaptan a esta forma de trabajo multidisciplinar y holística logran una mayor satisfacción y sentido a su trabajo, además de una mejora considerable en su eficiencia, puesto que su impacto individual se coordina con el que generan otras personas y profesionales. Crear sinergias es mucho más eficiente que el individualismo y permite a las personas implicarse en su proceso de salud.

 

Es posible que esta perspectiva de la salud pueda resultar revolucionaria, liberadora o lógica para muchos lectores. Para otras personas les puede parecer idealista, insostenible, ineficiente, incómodo o costoso. Les propongo hacer un experimento, prueben, debatan, infórmense. No tienen nada que perder y mucho que ganar: libertad, eficiencia, satisfacción y empoderamiento. 

 

Autor: Javier Ferrando Esteve